Saltar para contenido principal

Cómo empezar a mejorar tu despacho en casa

Después de completar la instalación de tu despacho en casa, es hora de darle algo de personalidad. Como todo profesional, quieres que tu oficina doméstica sea un espacio en el que prime la concentración y la eficiencia, además de ser cómodo y con personalidad propia. Con los consejos de Dremel para mejorar tu despacho en casa, podrás lograr lo que te propongas... y mucho más. Desde ordenar tu escritorio hasta los toques naturales y los destellos de color, Dremel sabe tocar las teclas adecuadas para transformar tu espacio de trabajo de un despacho básico a un centro de trabajo excelente.

Aumenta tu creatividad y productividad añadiendo algunos toques minimalistas a tu despacho en casa.

Consejo 1: Pon tus cables en orden

Un despacho eficiente se apoya en un número cada vez mayor de artículos eléctricos, con sus cargadores, enchufes y cables. Antes de que te des cuenta, la parte trasera de tu escritorio se convertirá en una maraña de cables. Por suerte, hay varias soluciones cada cual más sencilla o elegante: manguitos, cintas adhesivas de doble cara, cables ocultos insertados en las paredes o detrás de ellas... La solución más inteligente, la que impide que se enreden los cables y los mantiene bien ordenados, es una caja de cables: puedes crearla en un periquete con tu Multiherramienta Dremel® y con este tutorial .

Dale el último acabado a tu caja de cables casera con un Dremel 4300 y un cepillo abrasivo para detalles.

Consejo 2: Crea un ambiente profesional pero acogedor

¿Sabías que un ambiente de trabajo cómodo y amable puede ayudarte a ser más creativo y aumentar tu productividad? Añadir algunos toques personales y hogareños, como una alfombra rústica, un cómodo asiento o algunas plantas decorativas, puede marcar la diferencia. Una estantería flotante con libros bonitos, un cuadro o unas cuantas fotografías enmarcadas son otras formas de mejorar la decoración de tu despacho en casa. Pero no te pases; procura que sea minimalista y que respire para favorecer la concentración, además de reflejar una chispa de profesionalidad y competencia.

Consejo 3: Apuesta por los colores brillantes

La mayoría de los despachos suelen presentar colores más bien sosos: beige, gris, blanco o negro. Pero sabemos que los colores estimulan nuestro estado de ánimo y nuestro trabajo. ¡Añade color a tu oficina y ábrete a vastos horizontes! Así, el rojo te impulsa a ponerte manos a la obra. El naranja es creativo, mientras que el azul te da eficiencia, y el amarillo insufla energía. El verde te anima a levantarte más, lo que fortalece tu salud física y mental. ¿Te animas? Vamos, pinta esa pared, pon un puf de un color resultón o coloca esos accesorios interesantes en tu escritorio.

Una Dremel Lite, un accesorio de lijado (la Rueda lijadora de abanico 502) y una Multi-Vise, unidas para crear un colgador de plantas de bricolaje.

Consejo 4: Llévate a casa el aire libre

Los elementos naturales son un regalo para tu oficina. Si añades plantas, elementos rústicos de madera o algún artículo de cuero a tu oficina, no solo creas un espacio cómodo y agradable... También contribuyes a elevar el ánimo y potencias la eficiencia de tu trabajo a la vez que disipas el estrés. Nada mal, ¿verdad? ¿Qué te parece reciclar un pedazo de madera como estación de carga para el móvil o colgar unas plantas del techo? Con Dremel, mejorar el entorno de trabajo es fácil y agradable.

Una buena iluminación mejora el rendimiento laboral. Y no olvides trabajar en perpendicular a la ventana.

Consejo 5: Logra la iluminación perfecta

La iluminación es crucial para trabajar bien. La falta de luz nos genera somnolencia, mientras que una luz demasiado brillante provoca dolor de cabeza y nos agota la vista. La luz natural es ideal; pon tu escritorio en ángulo recto con la ventana para aprovecharla al máximo. Si tienes poca luz natural, no todo está perdido. La iluminación ambiental puede ser una buena opción, con bombillas de luz diurna. Un espejo en la pared junto a la ventana te permite aprovechar mejor los rayos solares.

Corta un trozo de corcho en formas hexagonales con una Moto-Saw Dremel para crear un collage de minitableros.

Consejo 6: Crea un espacio para tus ideas

Una vez tengas tu flamante despacho en casa, tu yo creativo no tardará en aflorar. Cuando asome la inspiración, deberás tener un lugar donde atrapar las ideas y tenerlas bien sujetas. Con notas adhesivas, una moderna rejilla metálica o una pizarra magnética, todos los sistemas son bienvenidos. Para recuperar tableros de corcho con un toque más elegante, puedes recortar algunos pedazos y confeccionar un bonito collage. Incluso, si te animas, puedes crear un panel de oficina, donde a su vez puedes guardar material de escritorio, siempre con tu multiherramienta Dremel.

Una ranura recién fresada con la multiherramienta de Dremel, una fresa y el Complemento fresa a tuffo (335), y ya tienes un soporte para tablet en tu escritorio.

Consejo 7: Organízate a la perfección

Si no prestas atención, en poco tiempo objetos imprescindibles como bolígrafos, cuadernos, recibos, o dispositivos móviles, no solo invadirán tu escritorio, sino que también acecharán tus neuronas. Una fuente de confusión interminable que impide que te concentres y merma tu rendimiento. ¡Es hora de organizarse! Siguiendo las pautas de Dremel, puedes transformar una vieja mesa en un escritorio a tu medida y bien ordenado, con su lapicero, soporte para tablet y organizador de cables. Así tendrás todo lo esencial a mano, sin que te abrume el desorden.

Los elementos circulares de este escritorio aportan calidez y optimismo a tu oficina.

Consejo 8: Apuesta por las formas redondeadas

¿Sabías que las formas redondeadas, como círculos y óvalos, evocan tu ser más bondadoso, constante y, sobre todo, positivo? Si quieres mejorar tu oficina doméstica para que sea algo más que un suelo, un techo y cuatro paredes, tienes que dar la bienvenida a unas cuantas curvas en tu espacio de trabajo. Lámparas de escritorio circulares, un cuenco decorativo o una mesa auxiliar ovalada. ¡Venga, lánzate, merece la pena! No solo mejorará el espacio, sino que también te subirá la moral, y cada día de trabajo en casa lo vivirás como un momento de bienestar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR