Saltar para contenido principal

Guía paso a paso para fresar una estantería flotante

DIY: fresado de una estantería flotante

¿Has pensado en empezar un nuevo proyecto y hacer tu propia estantería flotante? ¡Estás en el lugar correcto! No hay nada mejor que la sensación de haber construido algo con tus propias manos. Sigue nuestra guía paso a paso y en poco tiempo podrás colgar tu estantería flotante en la pared. Desde fresar los bordes hasta tratar la madera, te ofrecemos información de principio a fin. Sigue leyendo, conoce las fresas y empieza a crear hoy mismo.

NIVEL DE DIFICULTAD:

TODO LO QUE NECESITAS

Un trozo de madera

Un lápiz

Una regla

Multiherramienta Dremel

Complemento de fresado por inmersión (335)

Fresa (652)

Mandril EZ SpeedClic (SC402)

Disco de lijar EZ SpeedClic (SC413)

EZ SpeedClic: Disco de pulir abrasivo, grano 320 (512S)

Fresa (655)

Cera de abeja o laca

Tornillos

Tacos

Taladro

Nivel de burbuja

Guantes de seguridad

Máscara contra el polvo

Protección para los oídos

Escoge la madera que te guste para tu estantería flotante

Paso 1: Escoger un trozo de madera para la estantería

Si quieres que la estantería flotante tenga un aspecto natural, elige una madera de grano agradable. Si vas a pintar el estante, opta por una pieza sólida de MDF. En este tutorial hemos elegido el roble. El magnífico patrón de su grano aporta un acabado elegante, pero como la madera es dura hay que trabajar despacio al fresar. Si se presiona la fresa muy fuerte en madera dura como la del roble, se puede quemar. También se puede utilizar abeto, una madera europea fácil de encontrar y bien de precio. Como es más blanda se trabaja en ella más fácilmente, pero suelta más astillas.

Dibuja el lugar donde colocar el ranurado de la estantería flotante

Paso 2: Dibujar una guía para el ranurado de la estantería

El lugar elegido depende de lo grande que sea la estantería y de lo que vayas a poner en ella. Si quieres poner marcos de fotos, mide la anchura del marco más grande para que la ranura sea suficientemente ancha. Aquí hemos elegido una anchura de unos 4 cm. Cuando hayas decidido el lugar del ranurado, hay que empezar a dibujar. Pon una regla unos cuantos centímetros lejos del borde. Después coge el lápiz y junto con la regla traza una línea recta a lo largo de la madera. Puedes deslizar la mano a lo largo de la madera para guiar la regla. Repite a 4 cm de la línea original y luego conecta las dos líneas para conseguir un trazado claro. Ya puedes coger tu fresadora.

Fresado de los bordes del ranurado de la estantería flotante

Paso 3: Fresar los bordes del ranurado

Sujeta la estantería al banco de trabajo. Inserta la fresa 652 en la multiherramienta Dremel y acopla el complemento de fresado por inmersión. Para un resultado limpio, usa la guía para bordes que se suministra con la fresadora por inmersión. Configura esta guía en la distancia adecuada y luego configura la profundidad de la fresadora por inmersión a 3 mm. Por ejemplo, si quieres una profundidad de 1 cm, se tiene que fresar la superficie tres veces. En este proyecto el ranurado tiene una profundidad total de 0,5 cm. Al empezar con la fresadora, sujeta la herramienta en un ligero ángulo para poder entrar en la madera. Trabaja despacio y con la protección adecuada. Descubre más consejos sobre cómo usar y sostener la fresadora en nuestra Guía del principiante.

En la estantería flotante, fresar el área interior del ranurado

Paso 4: Retirar los restos de madera del ranurado

Los bordes externos ya están fresados con la profundidad deseada (los llamaremos "contorno"). Hay que quitar la madera que sobra. Extrae la guía para bordes de la fresadora y trabaja libremente con el contorno fresado como guía. Mueve la herramienta en la misma dirección en la que está girando. Así quitas más madera que si vas en dirección contraria. CONSEJO: moverse en esta dirección también significa que el serrín cae detrás (y no enfrente) del lugar donde quieres fresar.

Lija los bordes del ranurado fresado

Paso 5: Lijar los bordes fresados

Una vez has fresado el ranurado, hay que lijar los bordes. Quita la fresa e inserta el mandril EZ SpeedClic (SC402) y un disco de lijar EZ SpeedClic (SC413) en la multiherramienta Dremel. El disco de lijar te permite llegar al fondo del ranurado; garantiza un buen acabado. Cambia a EZ SpeedClic: disco de pulir abrasivo, grano 320 (512S) para lijar los lados del ranurado. Ya tienes una superficie sin astillas para apoyar tus cuadros. CONSEJO: si quieres una estantería flotante con bordes redondeados, mira la masterclass con Peter Heuveling.

Dibuja líneas guía para los orificios de ojo de cerradura en la estantería flotante

Paso 6: Marcar el ranurado de ojo de cerradura

Veamos cómo fijar la estantería en la pared. Se llama estantería flotante o estante flotante porque, a diferencia de las estanterías tradicionales, no hay abrazaderas en la pared. En cambio, con la fresadora de mano crearás orificios en forma de ojo de cerradura en la parte posterior de la estantería. Estos orificios encajan bien con tornillos en la pared. Si la estantería mide 1 m, opta por cuatro orificios. Marca un orificio a 3 cm desde cada extremo de la estantería. Luego marca un orificio a 28 cm desde cada extremo de la estantería. Usa una regla y dibuja líneas donde pronto practicarás los orificios.

Usa la fresadora para hacer orificios en forma de ojo de cerradura en la estantería flotante

Paso 7: Hacer los orificios

Inserta la fresa 655 y acopla la fresadora. Define la profundidad según la longitud de toda la pieza funcional de la fresa. A fin de emparejar orificios con tornillos, la forma de ojo de cerradura debe mirar hacia abajo. Empieza fresando un círculo pequeño, la parte superior del ojo de cerradura. Como hay poco espacio, no puedes inclinar la fresadora como en el paso 3. A cambio puedes hacer movimientos circulares muy pequeños, y trabajar despacio en la madera. Cuando has conseguido toda la profundidad del círculo, empieza a fresar la línea recta hacia el borde exterior de la estantería (y lejos de ti). Esta línea recta crea la forma de ojo de cerradura.

Trata la estantería flotante con un recubrimiento de cera de abeja o laca

Paso 8: Terminar la estantería flotante con un revestimiento adecuado

Toca terminar el proyecto con un recubrimiento de cera de abeja o laca. Al ser un producto natural, la cera se hunde más profundamente en la madera y saca lo mejor de su grano. La laca confiere un revestimiento duro, que protege la madera contra la luz UV. Una gran elección si la estantería flotante está en un lugar soleado. Aplica la cera con papel de celulosa o una tela vieja, y la laca con una brocha. El acabado con cera es mate, mientras que la laca aporta brillo. Tú eliges el tratamiento según lo que desees. .

Fijar la estantería flotante a la pared

Paso 9: Fijar la estantería flotante a la pared

Antes de fijar el estante flotante a la pared, marca su posición con un trozo de cinta de carrocero. Así puedes comprobar desde lejos si la altura es la que quieres. Una vez has decidido la altura, sujeta el estante para cuadros contra la pared y utiliza un nivel de burbuja para ver si está recto. Dibuja líneas de indicación para los tornillos, haz los orificios, pon los tacos y luego los tornillos. Coloca la estantería flotante en la pared presionando los orificios en los tornillos, para que quede sujeta firmemente.

DIY: tu propia estantería flotante

Paso 10: Admirar el trabajo conseguido

¡Enhorabuena! Has seguido los pasos de este proyecto DIY y tu estantería flotante hecha a mano está en la pared. Faltan unos cuadros o unos libros, ¡y listos! Solo te queda admirar el fantástico trabajo conseguido.

PRODUCTOS RELACIONADOS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR